;

Noticias

...

La crisis Venezolana, el empleo y el crecimiento local

Hoy, la total contracción de la economía venezolana y el colapso de sus finanzas públicas basta solo revisar el dato de su inflación acumulada en el último año, 1.000.000% está generando una nueva alerta para los países de la región: más de 2,3 millones de venezolanos han cruzado sus fronteras huyendo del régimen de Nicolás Maduro. La ONU habla sin rodeos de una crisis humanitaria y clasifica como refugiados a los miles de venezolanos que cada día abandonan su país a pie en dirección a Colombia, Brasil, Ecuador, Perú.
Sólo este año es posible que lleguen a Chile unos 200 mil de ellos. La magnitud de este éxodo supera con creces la dimensión, y se ha convertido en un problema de orden geopolítico. Gobiernos de la región, incluido el nuestro, han debido idear formas para lidiar con el masivo influjo de migrantes, así como mecanismos para enfrentar algunas de sus derivadas más perniciosas, como los brotes puntuales de intolerancia y xenofobia que se han visto en ciertas partes, incluso con quiebres del orden público. A la región sólo le queda perseverar en estos y otros esfuerzos por integrar a estos migrantes forzados.
Pero al mismo tiempo debe intensificar las medidas que aíslen diplomáticamente al gobierno de Maduro y que brinden apoyo a quienes busquen una transición política pacífica en Venezuela. Porque a estas alturas sólo un cambio de gobierno puede ofrecer una esperanza de salida para el drama venezolano.

PANORAMA ECONÓMICO EN CHILE

El FMI mantuvo sin cambios su proyección de crecimiento para el PIB de Chile este año, que sería de 3,4%, tras lograr un 4% de expansión en 2018. En tanto, el ritmo caería levemente a 3,2% en 2019. La entidad destacó "la solidez del consumo privado y al dinamismo de la inversión" en el país. Agregó que la normalización de la política monetaria avanzaría gradualmente y que el déficit estructural se reducirá, agregando que "la ejecución del programa de reforma estructural de las autoridades resultaría en perspectivas de crecimiento más favorables".
La entidad también se refirió a Venezuela, proyectando más contracción económica para este año, "lo que ubicaría la caída acumulada desde 2013 en más del 50%, causada por el desplome de la producción de petróleo y el deterioro de las condiciones del sector no petrolero". La hiperinflación y la emigración se intensificarán este año, sentenció. Dados los antecedentes económicos planteados por el FMI, podríamos argumentar que el impacto de la inmigración extranjera en nuestro país pasa mas por un tema social que económico, ya que las finanzas nacionales se prevén con un buen horizonte para este año.
A las barreras sociales y el creer que “los extranjeros nos quitan los trabajos” pasa por un ideal xenofóbico y no por una realidad que afecte el empleo nacional y el PIB. Las últimas estadísticas del trimestre móvil Enero – Marzo, vinculadas al empleo, reflejan un 6,7%, muy por debajo del 9,0% de los inicios de esta década, donde la tasa migratoria de los “Chamos” representaba un 1% en contra de la actual de un 28%. (INE).

Suscríbete a nuestro Newsletter

Ingresa tu correo para recibir nuestro boletín gratuito.